quienes somos contacto Home
header

Noticias

(31/05/2010)

Ágatha causó incertidumbre y preocupación en zonas de riesgo

Las aguas del río Acelhuate, que se desplaza por las distintas colonias y comunidades de la capital, mantuvieron en constante incertidumbre y preocupación a miles de familias que habitan en las cercanías de sus riberas. El cauce que atraviesa gran parte de la ciudad, cada invierno se vuelve en uno de las mayores amenazas para los capitalinos.


 

Las familias evacuadas de la zona metropolitana de San Salvador son albergadas en el Complejo Deportivo El Polvorín. Foto Diario Co Latino/Roberto Márquez
Las familias evacuadas de la zona metropolitana de San Salvador son albergadas en el Complejo Deportivo El Polvorín. Foto Diario Co Latino/Roberto Márquez


Iván Escobar
Redacción Diario Co Latino

Las aguas del río Acelhuate, que se desplaza por las distintas colonias y comunidades de la capital, mantuvieron en constante incertidumbre y preocupación a miles de familias que habitan en las cercanías de sus riberas. El cauce que atraviesa gran parte de la ciudad, cada invierno se vuelve en uno de las mayores amenazas para los capitalinos.

Las lluvias provocadas a partir del paso de la tormenta tropical “Ágatha”, por territorio centroamericano, causó que muchas de las familias que residen en cientos de comunidades ubicadas en zonas de alto riesgo, vivieran un fin de semana con mucha tensión.

Los cuatro miembros la familia Martínez (tres adultos y una niña), vive en las riberas del Acelhuate, en la colonia La Florida, al sur de San Salvador, habitan en una champa de lámina, que resalta entre las aguas amarillentas del río que ha aumentado considerablemente su cause.

Llegar a esta comunidad, además de peligroso, es preocupante para muchos de los que ahí residen. Primero, tienen que atravesar un puente bailey que fue instalado en el lugar, hace más de una década, y que interconecta a muchas comunidades con la ciudad.

Y no es para menos, estas familias viven en medio de paredones de tierra que sostienen colonias como Altos de Miraflores y que son chocadas por las violentas aguas del Acelhuate. En cada invierno se convierten en sus principales amenazas. La zozobra y preocupación entre los que viven acá, es evidente. Se refleja en sus rostros, sus cuerpos mojados por la lluvia evidencian que han pasado en vela y en constante monitoreo del nivel de las aguas.

Son cerca de ocho comunidades pertenecientes al distrito Nº 5 y algunas del distrito Nº 6 que con las lluvias del fin de semana, incrementaron su vulnerabilidad.

La formación de una cárcava de más de ocho metros de profundidad, ocasionó el hundimiento de cinco casas, en dos puntos diferentes de la comunidad Las Victorias, en Soyapango. Foto Diario Co Latino/Melvin Rivas
La formación de una cárcava de más de ocho metros de profundidad, ocasionó el hundimiento de cinco casas, en dos puntos diferentes de la comunidad Las Victorias, en Soyapango. Foto Diario Co Latino/Melvin Rivas


La familia Martínez reside en la zona desde hace un año, pero el invierno les genera preocupación. Paula Castillo, del comité de Protección Civil de las comunidades, consideran que las autoridades aun tienen una deuda con estas comunidades.

Las lluvias intensas de la noche del sábado, causaron daños en muchas viviendas de la comunidad FENADESAL Sur, y cuyo ingreso se vuelve un peligro latente, porque deben atravesar un puente colgante, que amenaza con caer ante por la fuerza del agua.

“Ese puente es el único que conecta con las comunidades”, explica Castillo. Y añade que en la Florida, también corren riesgo un grupo de habitantes a quienes un paredón puede ceder, específicamente en el pasaje Dalias.

La familia Guzmán recuerda que el río se desbordó hace 25 años, y con la tormenta Ida, en noviembre pasado la incertidumbre se reanudó.

La Málaga un lugar en zozobra eterna
La zona de la Colonia Málaga permaneció durante todo el fin de semana constantemente monitoreada. Las calles cercanas fueron cerradas y las familias que ahí residen pasaron en zozobra.
José Luis Cerritos Valladares, enfundado en su uniforme blanco, empapado por la lluvia, brinda información a todos aquellos interesados en conocer ¿cómo ha estado el nivel de las aguas en el río?
Cerritos Valladares es socorrista de Cruz Verde, y dice que en la noche del sábado es cuando el río amenazó con salir de su cause. “Pero, todo ha estado tranquilo… hemos estado aquí pendiente”, expresa. Las aguas que pasan sobre la quebrada de La Málaga son las mismas del río Acelhuate, y que año con año provocan inundaciones en la zona sur. Hace una par de años, estas mismas aguas causaron la muerte de un grupo de personas, que se transportaban en un autobús de la iglesia ELIM.

Las lluvias del pasado fin de semana causaron daños en viviendas en la colonia Los Arcos, “pero ahí hay una familia que se niega a salir, pese a la correntada”, precisó el socorrista, mientras señala una vivienda que está apunto de caer, otras dos están en la misma situación. En la zona se mantuvo permanentemente presencia de soldados, agentes policiales, cuerpos de socorro, y del MOP, entre otros, ante cualquier eventualidad.

Las Lajas un peligro latente
“Chepe” corría de uno a otro lado, jugando con sus amigos, ignorando el peligro latente que amenaza a sus familiares y vecinos en las comunidades del volcán de San Salvador.

Los niños se divierten mientras los adultos y cuerpos de socorro buscan respuestas ante el peligro inminente de un deslave en el volcán de San Salvador.

En la Colonia Montebello poniente, se encuentra este albergue, que si bien no tiene muchas personas, las autoridades quieren evacuar a las familias que residen en las comunidades de alto riesgo.

María Lucrecia Amaya, quien vive en la comunidad Las Lajas, salió desde la tarde del sábado junto a su esposo y su pequeño de 10 años, pero, dice estar preocupada porque no ha tenido mayor respuesta de las autoridades.

Ella dice que sería de las muchas familias que el gobierno pretende reubicar en nuevos asentamientos. Reside en Las Lajas desde hace 18 años”.

Hundimiento de casas en Soyapango
Habitantes de la Comunidad Las Victorias, sobre el Bulevar del Ejército Nacional, en Soyapango, quedaron alarmados por el hundimiento de dos viviendas en el lugar y por el peligro que corren 10 casas aledañas.

En la comunidad vecina, Gerardo Barrios, dos casas cedieron ante la inestabilidad del terreno y 15 más están propensas a derrumbarse. Ambas comunidades están construidas en un relleno, antes el sitio era un botadero de basura.

Alcaldía capitalina albergó 178 personas
Durante el fin de semana, la alcaldía de San Salvador llegó a albergar a 178 personas, la mayoría en El Polvorín.

Jaime Vilanova, alcalde en funciones de San Salvador, dijo que las comunidades evacuadas fueron Minerva y Nicaragua II.

La comuna capitalina albergó hasta el domingo un aproximado de 406 personas.

La Comuna capitalina cuenta con 176 albergues, de los cuales, afortunadamente, sólo hubo necesidad de abrir 15.

Fuente: CoLatino

Buscador

Foros activos
Chat
Perfiles
Plan Interamericano para la Prevención, la Atención de los Desastres y la Coordinación de la Asistencia Humanitaria
Buenas Prácticas Plan Interamericano
Monitoreo de Emergencias. Organización Panamericana de la Salud
VII PLATAFORMA REGIONAL PARA LA REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES EN LAS AMÉRICAS